Julio Figueroa, director del ambulatorio Santa Rosa, perteneciente al Ivss, admitió este lunes la existencia de fallas en la infraestructura de ese centro de salud, que datan desde hace dos años.

Explicó que la dificultad encierra problemas en el techado, ductería y electricidad. "Hace tiempo vinieron trabajadores de una contratista para, supuestamente, hacer reparaciones, pero sólo retiraron el techo raso y no volvieron más".

Como consecuencia de la labor inconclusa, la situación es preocupante, ya que el sistema eléctrico no tiene protección, es decir, representa un riesgo para quienes acuden al ambulatorio; los aparatos de aire acondicionado no cumplen su función a cabalidad y las lámparas están guindando.

El doctor Figueroa indicó que nuevamente notificaron el problema ante la Dirección Nacional de Salud, desde donde se notificó que próximamente se iniciaran los trabajos de mejora, sobre todo, en las áreas más afectadas.

El director de ambulatorio Santa Rosa aprovechó la ocasión para informar que se les envió una planta eléctrica. Además, solicitó a la Alcaldía la asignación de un grupo de policías municipales, "porque la inseguridad azota luego de las 3:00 de la tarde". Igualmente exigió a vecinos de la zona no utilizar los alrededores del centro asistencial como botadero de basura.

NT(Oglis Clisánchez Andrades)ppmt2009.-