Reafirman derechos de los enfermos
Valencia (REDACTA) La Organización de las Naciones Unidas celebra el 23 de mayo se conmemora el Día Nacional para la Prevención del SIDA en Venezuela.

Durante esta fecha se busca retomar los acuerdos y experiencias de la pasada Conferencia Internacional de Vancouver para reafirmar las conclusiones del foro comunitario de ONGs: los derechos de las personas con VIH/SIDA son derechos humanos

En Vancouver se planteó que hay una esperanza, pero no habrá esperanza en el mundo sin solidaridad. Es necesario atender a las necesidades de África y Asia y es necesario que todo nuevo tratamiento sea asequible a todo el mundo. Ante el SIDA todos somos iguales.

Se estima que habrá 1 millón de niños infectados por el VIH sufriendo las consecuencias físicas y psicológicas de la infección. Cada día se pone en peligro su futuro a causa de una enfermedad que se puede prevenir.

El número de mujeres en edad de tener hijos que están infectadas, no deja de aumentar. En 1996, de los 2,7 millones de adultos que contrajeron el VIH, cerca de la mitad eran mujeres. El 15-20% de las madres infectadas, transmiten la infección a sus bebés.

Como consecuencia, el número de niños infectados a través de sus madres va en aumento. El 90% de los niños VIH positivos del mundo se han infectado durante el embarazo, parto o lactancia, a partir de una madre infectada.

Las acciones para reducir la transmisión del VIH en las mujeres, tienen una repercusión directa sobre la transmisión madre a hijo, pero además han de redoblarse los esfuerzos a escala mundial para reducir la transmisión a partir de la madre infectada.

Reducir la infección por VIH en la infancia, exige desarrollar iniciativas para evitar esta infección en mujeres adolescentes y jóvenes, dirigidas a capacitarlas para la adopción de conductas saludables y para decidir sobre su salud sexual y reproductiva.

Pero ello no significa que la prevención del VIH infantil sea responsabilidad exclusiva de las mujeres. Al contrario, adoptar en todo momento las medidas preventivas necesarias para evitar la infección por VIH, es una responsabilidad compartida por todos. La transmisión del VIH puede producirse a través de

· Relaciones sexuales no protegidas (sin preservativo) con una persona infectada.

· Utilización de jeringuillas, agujas u otros instrumentos contaminados con sangre infectada por el VIH, cuando ésta entra en contacto con la sangre o mucosas de un individuo sano.

· De una madre infectada a su hijo durante el embarazo, parto o lactancia.

Condiciones para la transmisión del VIH

El VIH no se propaga por vía aérea ni por vía digestiva. Es muy poco resistente a las condiciones ambientales y tiene dificultades para sobrevivir fuera del organismo, destruyéndose fácilmente con el calor, la lejía y los detergentes habituales.

Para que se produzca la transmisión es necesaria una cantidad suficiente de virus, que sólo se encuentra en la sangre, semen y secreciones vaginales de las personas infectadas y, en menor medida, en la leche materna.

La infección sólo se produce si el virus penetra en el organismo y entra en contacto con la sangre o mucosas (piel que recubre el interior de la boca, vagina y pene) del individuo.

Con una actitud responsable, activa y positiva, se puede contribuir a prevenir la infección por VIH y el SIDA.

El SIDA no es un problema de determinados "grupos de riesgo", es un problema de todos y la prevención depende de los comportamientos de cada uno de nosotros.

La información es una arma contra el SIDA, al igual que la comprensión, confianza y respeto con los portadores del VIH y los enfermos del SIDA.

Las actitudes discriminatorias hacia las personas afectadas pueden alejarlas de las medidas de prevención y de los servicios sanitarios, contribuyendo a la expansión de la infección. La prevención sólo puede tener éxito en un clima de solidaridad.

Fuente: http://tareasonline.com.ve/contenido.asp?ArticleId=39462
PPMT2006.-